Tipos de cavitación-Diferencia entre cavitación y liposucción

Diferentes tipos de cavitación ultrasónica

Dependiendo de las condiciones anatómico-fisiológicas y, específicamente, de las necesidades concretas de cada paciente, se aplican los diferentes sistemas de cavitación que, dicho sea de paso, es bien diferente a la liposucción.

¿Qué tipos de cavitación existen?

La doble cavitación: en este sistema, las burbujas se producen por ondas de diferente frecuencia que elevan la temperatura interna, acumulando energía, con la finalidad de que los tejidos adiposos se rompan por la acción del calor.

diferencia entre cavitación y liposucción

De otro lado, tenemos que se trata del efecto producido por dos ondas de frecuencias diferentes y combinadas, generando micro-burbujas de gas (de manera repetitiva y controlada).

Estas ondas interactúan paralelamente, generando un aumento considerable de temperatura interna, como consecuencia de la vibración de la resonancia molecular y de la cavitación misma.

En el mismo orden de ideas, tenemos que el efecto de las precitadas burbujas, es el aumento de la temperatura, en vista de que acumulan energía hasta que colapsan y, de paso, implosionan.

Retomando el tema, digamos que las células adiposas se exponen a la energía a la que veníamos aludiendo y, por ende, la grasa se destruye de manera selectiva, con su subsecuente transformación en una sustancia líquida, que se elimina mediante la orina y el sistema linfático.

La ultracavitación, a su vez, es mediante la cual se producen ultrasonidos de baja frecuencia, que rompen los tejidos sin afectar la circulación. Se actúa sobre zonas localizadas, sin que se cause daño a la microcirculación.

Mediante las ondas que propagan vibración de ultrasonidos, se presenta una sucesión de burbujas que crean una compensación estable, que es capaz de separar los nódulos grasos, de emulsionar la grasa albergada y de romper la membrana de los adipocitos.

La cavitación estable, también denominada “tradicional”, consiste en generar las micro-burbujas y, sobre estas, se aplican ultrasonidos de frecuencias múltiples.

En virtud de lo anterior, la grasa implosiona y se convierte, a su vez, en un líquido que el organismo se encarga de eliminar, como ya lo hemos mencionado.

La cavitación estética, a su turno, se lleva a cabo sobre-presionando los tejidos y además, haciendo que la grasa sobrante pase del estado sólido al líquido, para ser eliminada.

Diferencias entre cavitación y liposucción

El objetivo de los procedimientos de cavitación, son los adipocitos. Respecto de estos últimos, anotemos que los tenemos en el cuerpo, en un número determinado que, dicho sea de paso, pueden ser de 350 millones aproximadamente.

Hasta hace algunas décadas, se consideraba que no se reproducían. Sin embargo, hoy se conoce que, cuando aumentan de tamaño (unas cinco o seis veces), se dividen formando nuevos adipocitos.

Lo complicado en este último aspecto, radica en que no pueden ser eliminados naturalmente, así bajemos de peso. Lo más que podremos hacer, es reducir su tamaño, en razón de lo cual, la mejor opción es evitar los ciclos continuos de aumento de peso/adelgazamiento.

Lo anterior, en virtud de que, si vamos aumentando su tamaño (progresivamente, a través de los años), cada vez será más difícil adelgazar y, de paso, más fácil engordar.

Por esta razón específica, es por lo que a la cavitacion se le denomina liposuccion sin cirugía”.

Es más, la cavitación alcanza excelentes resultados mediante un tratamiento que no es tan “agresivo y cruento” (por denominarlo de alguna manera). Además, no presenta los inconvenientes y las desventajas propias de la “lipo”.

Esta última, es un procedimiento invasivo, que genera algunos inconvenientes incómodos y que, algunas veces, presenta ciertas complicaciones derivadas de los edemas, los hematomas y de las eventuales infecciones.

Así la liposucción presente la ventaja de que es más rápida en cuanto a sus resultados, es mejor prevenir los citados efectos y, por ende, someterse a una cavitación.

También puede interesarte la Presoterapia o la Mesoterapia

Deja un comentario