¿La cavitación causa dolor?

Algunas personas nos han consultado si realizar tratamientos de cavitación causa dolor o si existen efectos secundarios dolorosos cuando llevamos varias sesiones de cavitación. En este artículo vamos a abordar este tema y vamos a aclarar esta duda que, por cierto, es bastante recurrente entre las personas que están pensando en probar o comenzar un tratamiento de cavitación.

Antes de proseguir, recordemos que es y en qué consiste la cavitación. Cuando hablamos de cavitación lo hacemos de una técnica no quirúrgica que nos ofrece la posibilidad de disminuir las adiposidades localizadas en distintas partes de nuestro cuerpo rompiendo la estructura de las células grasas para que posteriormente, y de forma natural, sean eliminadas a través de nuestro aparato urinario.

Hay que dejar claro que durante las sesiones de cavitación el paciente no debe de percibir ningún tipo de dolor, ya que las ondas no le causan ningún daño, por lo que el tratamiento de cavitación es completamente indoloro. Esto es debido a que la cavitación usa aparatos que apenas rozan la piel en zonas muy específicas y a que los ultrasonidos emitidos no son percibidos por el paciente en forma de dolor, es decir, aunque en ocasiones los tratamientos pueden provocar rojeces en los pacientes, esto no ha de causar dolor en ningún caso.

Dicho todo esto, conviene resaltar que en ocasiones si se ha tenido constancia de personas que han referido dolores tras sesiones de cavitación. Normalmente se trata de dolor de cuerpo en general y particularmente en las zonas tratadas. Esto es debido a una incorrecta aplicación del tratamiento, bien sea por alguna anomalía en los equipos médicos utilizados o por falta de formación del personal que ha llevado a cabo las sesiones ya que, como hemos comentado anteriormente, un tratamiento de cavitación, si está bien realizado y con los equipos adecuados, es totalmente indoloro.

Deja un comentario