Qué es la Celulitis

¿Qué es la Celulitis?

La celulitis es una infección de la parte profunda del tejido subcutáneo de la piel. Puede ser causada por la flora normal de la piel o por bacterias exógenas , y a menudo ocurre cuando la piel ha sido previamente rota: grietas en la piel, cortes, ampollas, quemaduras, mordeduras de insectos, heridas quirúrgicas, o sitios de inserción de catéteres intravenosos. La piel situada en la cara o en la parte baja de las piernas es habitualmente la más afectada por esta infección, aunque la celulitis puede aparecer en cualquier parte del cuerpo. Por lo general, los antibióticos son la mejor manera de tratar la celulitis, junto con el reposo de la zona afectada.

¿Qué es la Erisipela?

Erisipela es el término usado para una infección más superficial de la dermis y de la parte superior de la capa subcutánea que se presenta clínicamente con un borde bien definido. La erisipela y la celulitis a menudo coexisten, por lo que es difícil de hacer una distinción entre las dos.

La celulitis no tiene nada que ver con la piel de naranja , una condición cosmética que presenta bultitos en la piel.

¿Cuáles son los síntomas de la Celulitis?

Los primeros síntomas suelen ser rojez en las áreas afectadas, con hinchazón, calor y dolor. La celulitis aparece frecuentemente en áreas expuestas del cuerpo como por ejemplo los brazos , piernas , pies , y la cara .Otros síntomas pueden incluir fiebre o escalofríos y dolor de cabeza. En casos avanzados de celulitis, aparecen una rayas rojas (a veces descritas como ‘dedos’) viajando por el área afectada. La hinchazón puede propagarse rápidamente.

¿Por qué aparece la Celulitis? Causas

La celulitis aparece por un tipo de bacteria que entra por una rotura de la piel. Esta rotura no tiene por qué ser visible. El grupo A Streptococcus y Staphylococcus son los más comunes de este tipo de bacteria, ya que forman parte de la flora normal de la piel pero no causan ninguna infección mientras la piel no esté rota. Las condiciones que predisponen la aparición de celulitis incluyen mordeduras de insectos, ampollas, tatuajes, cirugía reciente, pie de atleta, piel seca, eczema, inyección de drogas (especialmente inyecciones subcutáneas); además de quemaduras y forúnculos.

Esta piel o erupción rojiza puede indicar una infección más profunda y seria de las capas interiores. Una vez bajo la piel, la bacteria puede expandirse rápidamente introduciéndose en los nudos de linfa y en la corriente sanguínea, esparciéndose por todo el cuerpo.

En muy pocos casos, la infección puede propagarse hacia la capa profunda de tejido llamada revestimiento fascial, causando la fascitis necrosante , producida por estreptococos betahemolítico, estafilococos coagulasapositius o por ambos gérmenes, y algunas veces por bacterias Gram negativas entéricos. Esto representa una emergencia médica extrema.

Factores de riesgo de la Celulitis

Heridas no curadas o infectadas, o lesiones en la piel previas (por ejemplo, a través de las botellas en los casos de varicela o herpes ).

Inmunodeficiencia : personas de edad avanzada, toma de fármacos inmunodepresivos, VIH .

Diabetes mellitus , cuando hay un deterioro en la circulación de la sangre (principalmente en las piernas), o por un control pobre de la hiperglucemia , que permite que las bacterias crezcan más rápidamente a los tejidos afectados.

Trastornos circulatorios de las extremidades:

  • El limfedema.
  • La insuficiencia venosa crónica o la insuficiencia arterial, que a menudo afecta a las extremidades inferiores.

Poblaciones densas que comparten instalaciones higiénicas y viviendas comunes, tales como instalaciones militares, dormitorios universitarios, y refugios para indigentes.

Diagnóstico de la Celulitis

La celulitis por lo general es un diagnóstico clínico, y los cultivos locales no siempre identifican el agente causante. Los hemocultivos generalmente son positivos sólo si el paciente desarrolla una sepsis generalizada. Condiciones que pueden parecerse a la celulitis, son la trombosis venosa profunda , que se puede diagnosticar con una ecografía de compresión en la pierna, y la dermatitis por estasis, que es una inflamación de la piel del flujo sanguíneo deficiente.

Enfermedad de Lyme

Ha habido muchos casos donde la enfermedad de Lyme se ha diagnosticado erróneamente como celulitis, como el estafilococo o estreptococo inducida por la celulitis. Como el eritema migrante crónico no aparece siempre en pacientes infectados con la enfermedad de Lyme, el conjunto similar de síntomas puede ser diagnosticado erróneamente como celulitis. Los tratamientos estándares para la celulitis no son suficientes para curar la enfermedad de Lyme. La única manera de descartar la enfermedad de Lyme es con una prueba de sangre, la cual es recomendada durante los meses calientes en áreas donde la enfermedad es endémica.

Incubación

La celulitis se puede desarrollar en 24 horas o puede tardar algunos días en desarrollarse.

¿Cuánto tiempo tarda en desaparecer la Celulitis?

En muchos casos, la celulitis tarda menos de una semana en desaparecer si se trata con antibióticos. Sin embargo, en casos más serios puede tardar meses en curarse completamente y puede resultar en una debilidad severa o incluso la muerte si no se trata. Si no es tratada correctamente, puede parecer que mejore pero puede volver a aparecer meses o incluso años más tarde.

Tratamiento para eliminar la Celulitis

El tratamiento consiste en dejar reposar la extremidad o el área afectada, limpiando la herida en caso de que haya (con desbridamiento del tejido muerto, si es necesario) y tratamiento con antibióticos vía oral, excepto en casos graves, que pueden requerir ingreso y terapia intravenosa . Existen otro tipo de tratamientos para eliminar la celulitis, como puede ser la cavitación. La monoterapia cloxacilina (para cubrir la infección estafilocócica) suele ser suficiente en la celulitis leve, pero en los casos más moderados, o cuando se sospecha que hay infección estreptocócica se suelen combinar con fenoximetilpenicilina por vía oral o Bencilpenicilina por vía intravenosa, o ampicilina / amoxicilina . El alivio del dolor es a menudo prescrito, pero el dolor excesivo debe ser siempre considerado como relevante, ya que es un síntoma de la fascitis necrotizante, y requiere urgentemente una intervención quirúrgica.

Como en otras enfermedades caracterizadas por heridas o destrucción de tejidos, el tratamiento con oxígeno hiperbárico puede ser una terapia adyuvante valiosa, pero no está ampliamente disponible.

Prevención

Todas las heridas deberían ser desinfectadas y vendadas adecuadamente. Cambiando los vendajes diariamente o cuando se mojan o ensucian, esto reduce el riesgo de contraer celulitis. Se debe buscar consejo médico por cualquier herida profunda o sucia, o ante la preocupación de que haya cuerpos extraños retenidos en la herida.

Deja un comentario